Tensión en Brasil: detienen a líder cercano a Jair Bolsonaro por promover actos contra la democracia

Por orden del Superior Tribunal Federal de Brasil, este viernes fue detenido el exdiputado Roberto Jefferson. El dirigente, muy cercano al presidente Jair Bolsonaro, es acusado de participar de una red que promueve actos contra la democracia, como el uso de las redes sociales -donde se muestra portando armas de fuego- para pedir la intervención del Ejército en el máximo tribunal o la expulsión del embajador de China.

La decisión fue del juez supremo Alexandre de Moraes, quien lleva adelante una causa sobre las campañas bolsonaristas contra los poderes del Estado, y ahora investigará al mandatario por hacer publicado noticias falsas sobre el sistema de voto electrónico y un supuesto fraude electoral, informó Télam.

La acusación tiene que ver con la financiación de milicias digitales a favor de un quiebre institucional, una práctica de la ultraderecha brasileña identificada con el gobierno del expresidente estadounidense Donald Trump y el movimiento extremista y segregacionista norteamericano Qanon.

Jefferson es presidente del Partido Trabalhista Brasileño (PTB), una fuerza históricamente de centroderecha pero que se sumó al bolsonarismo en la defensa de la portación de armas, la diseminación de campañas anticomunistas y los pedidos de intervención militar en el Supremo Tribunal Federal.

Morales ordenó el cierre de las cuentas de Twitter, en las cuales Jefferson se exhibía en videos con armas amenazando a los miembros de la corte: los últimos fueron para amenazar a los jueces electorales por un supuesto fraude en las elecciones de 2022, una bandera que ha abrazado Bolsonaro.

Antes de que borren su cuenta por orden judicial, Jeffereson había afirmado que era víctima del «comunismo», que el Superior Tribunal Federal actuaba como «Venezuela» y que defendía a la patria y a la familia brasileña. El vicepresidente Hamilton Mourao fustigó la decisión de la corte al afirmar que quien se sienta ofendido por Jefferson debe procesarlo en la justicia, pero «mandar a detenerlo es algo complicado».

Fuente: elintransigente.com/

Artículos Relacionados

ULTIMAS NOTICIAS