El pedido de Argentina a Uruguay en una nueva reunión del Mercosur, donde además se presentó la propuesta arancelaria

El Gobierno nacional formalizó este miércoles su propuesta de modificación del Arancel Externo Común (AEC) del Mercosur durante la reunión del Grupo Mercado Común (GMC) del bloque regional. En este marco, solicitó a Uruguay que formalice el pedido de apertura comercial de los países miembros con el objetivo de llegar a un “consenso” antes de la reunión de cancilleres prevista para fines de abril.

Durante el encuentro del GMC, que se realizó de manera virtual, la delegación argentina propuso la reducción del 2% al 0% del AEC en todos los productos que sean insumos, con el fin de favorecer a las industrias, lo que en total representa una rebaja del 10,5%, según publicó la agencia Télam. Al respecto, el Ministerio de Relaciones Exteriores planteó la necesidad de que los bienes finales sigan con la protección actual del AEC, que es la alícuota que deben tributar productos de terceros países para poder ingresar al mercado regional.

En cuanto al sistema de relacionamiento externo (RELEX) con otros países y mercados, la Cancillería pidió “avanzar en bloque” y “no salir del eje del Mercosur”, a diferencia de los planteos formulados recientemente por Uruguay y Brasil. Esto se debe a que el objetivo de Argentina para el Mercosur es concretar los acuerdos con la Unión Europea (UE), el bloque EFTA (Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza) y Canadá, que son las tres negociaciones que ya están en marcha.

Además, el secretario de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería, Jorge Neme, le pidió a Uruguay que, si quiere flexibilizar el bloque presente una “propuesta concreta”, un compromiso que el vecino país asumió para la reunión de cancilleres del Mercosur que se realizará el 22 de abril.

La propuesta argentina de rebaja de aranceles será tratada en una reunión técnica del Grupo Ad Hoc del Mercosur que tendrá lugar el próximo 15 de abril, mientras que los coordinadores del bloque regional mantendrán una cita dos días antes de la reunión de cancilleres con el objetivo de llegar a un “consenso” sobre el planteo de Uruguay para flexibilizar las relaciones comerciales.

La polémica durante la reunión del 31 de marzo

El canciller Felipe Solá, en uso de la presidencia pro témpore del bloque por parte de Argentina, firmó el 31 de marzo último la convocatoria a sus pares del Mercosur para el 22 de abril, ocasión en la que los ministros de Relaciones Exteriores analizarán en un encuentro virtual el pedido de Uruguay y Brasil para “flexibilizar” las relaciones comerciales de los Estados miembros con otros países o regiones del mundo.

Para ese encuentro, Argentina reafirmó su “voluntad de diálogo” con los países vecinos, después del contrapunto registrado hacia el interior del bloque a raíz del reclamo del presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, para que se “flexibilicen” las condiciones de comercio del Mercosur.

El encuentro de presidentes del Mercosur del 26 de marzo último, que había sido convocado para celebrar el 30º aniversario de la creación del bloque, evidenció diferencias entre sus miembros a partir del reclamo de Brasil, Uruguay y Paraguay para que los Estados socios pueda entablar acuerdos comerciales directos con otros países o bloques del mundo.

Después de que Lacalle Pou advirtiera en esa reunión que su administración “no está conforme” con las condiciones actuales y que genera “frustración” la imposibilidad de avanzar en acuerdos extrarregionales, al considerar esos límites como un “corsé” para el desarrollo, el presidente de la Nación, Alberto Fernández, sostuvo que el Mercosur no debe ser una “carga ni un lastre para nadie” e invitó a quienes puedan sentirse disconformes a “tomar otro barco”.

Fuente: elintransigente.com/

Artículos Relacionados

ULTIMAS NOTICIAS