Como en el «Canal de Suez», un buque de Noruega quedó varado en medio del Río de La Plata y se complicó el comercio en Argentina

La historia del encallamiento del «Ever Given» en el Canal de Suez fue tapa en todos los medios de comunicación del mundo, por las complicaciones en el comercio exterior que traía esta situación. Lo mismo está ocurriendo en la Argentina, aunque sin esa relevancia internacional. Un buque gasero de Noruega quedó varado en el canal Punta Indio en el Río de la Plata, y bloquea el comercio exterior argentino en esa zona estratégica. Se espera que suba la marea para poder mover ese navío.

De acuerdo a la agencia NA, el buque gasero «Hoegh Esperanza» quedó varado en la zona del Codillo, en el canal Punta Indio. La Prefectura Naval Argentina (PFA) se encuentra en el lugar. Se espera que una suba de la marea posibilite desencallar a este gigante de 294 metros de eslora (largo) y 46,03 metros de manga (ancho). La citada agencia señala que los buques de entrada y salida se están acumulando a la espera de la solución de este problema. El hecho, rápidamente, se comparó con lo sucedido en el Canal de Suez.

Sobre Punta Indio, se trata de un canal artificial. Es un dragado en el lecho del Río de la Plata. El mismo tiene una longitud de unos 120 km y nace al sur de la ciudad de Montevideo, en Uruguay. Los expertos advierten que en la actualidad, el canal Punta Indio, que tiene apenas 100 metros de ancho, no sólo limita la navegación, sino que también se presenta como una vía por demás estrecha para buques de grandes dimensiones como el «Hoegh Esperanza» y otros tantos que circulan por esta única vía disponible.

Esta varadura del buque gasero reflotó la discusión por el canal de Magdalena. El interventor de la Administración General de Puertos (AGP), José Beni, manifestó que «este es estratégico. Permitirá, entre otras ventajas, acercar los puertos fluviales con los marítimos y achicar sensiblemente los tiempos de navegación entre los distintos puertos del país». Asimismo, ratifican estaría orientado en el sentido natural de la corriente, lo cual abarataría costos de mantenimiento y mejoraría los tiempos de navegación.

Nota en desarrollo.-

Fuente: elintransigente.com/

Artículos Relacionados

ULTIMAS NOTICIAS