¿»La década ganada»?: la máxima del Frente de Todos deberá renovarse, la economía en caída

Los economistas advierten que la “Década Ganada”, máxima del Frente de Todos, debe comenzar a cambiarse por la “Década Estancada”. El Producto Bruto Interno (PIB) de la Argentina se redujo un 12% entre 2011 y 2019 y llega a un 16 por ciento si se suman 2020 y 2021 -años de la pandemia del coronavirus– al análisis. Los especialistas alertan que esta situación no fue una norma en la Región, donde el PIB per cápita creció 3,6 por ciento entre 2011 y 2019.

Tal como detalla la agencia NA, este “estancamiento” provocó que Argentina quedase en el puesto 175 sobre un total de 192 países en ranking de crecimiento de la década en cuestión. La consultora Ecolatina explicó que entre 2003 y 2011, el PIB promedió una suba del 7 por ciento anual. La caída del producto -señala la consultora- se debió a una inflación que se instaló en la zona del 20% desde 2007 y el resultado fiscal que se deterioró sistemáticamente. A su vez, la mejora de la demanda interna y la recuperación del salario en dólares impulsaron a las importaciones erosionaron el superávit de cuenta corriente.

Asimismo, en 2011-2012 recrudecieron las tensiones en el mercado cambiario. Estas se “resolvieron” con el cepo. “Esta medida abarató el dólar oficial, impulsó el poder adquisitivo y el consumo de las familias”, explicó Ecolatina. La demanda creció 4% entre el 2012 y el 2015. Esta suba, además, fue ayudada por el congelamiento tarifario. En simultáneo, el consumo público también trepó, motivando que el consumo total escalara 6% durante el 2° gobierno de Cristina Kirchner. Todo el resto de los componentes de la demanda se deterioraron y el Producto Bruto de 2015 fue solo 1,5 por ciento mayor al de 2011.

Cuando asumió el gobierno de Mauricio Macri, tenía importantes pasivos por el lado fiscal y cambiario, además de distorsiones relevantes de precios relativos. Sin embargo, como dato, tenía un bajo nivel de deuda pública relevante. Por ello, la gestión de Cambiemos intentó corregir los desequilibrios heredados y estimular el crecimiento al comienzo de su gestión. En los primeros dos años, se logró, pero un acelerado incremento de la deuda en el país frenó el influjo de capitales privados a comienzos de 2018. Luego, se generó una salida constante de estas inversiones durante el año y medio siguiente. Por este motivo, se recurrió al FMI en mayo de 2018.

Con los dólares del organismo, se limitaron las intervenciones del Banco Central en el mercado de cambios, lo que motivó sucesivos saltos del dólar en la segunda mitad de 2018. Se aceleró la inflación y los salarios perdieron casi un quinto de su poder de compra. El consumo se desplomó y el PIB cayó casi 5% durante la gestión Cambiemos. Con la llegada de la pandemia, se agravó la situación anterior. «La década estancada, entonces, generó los cimientos para seguir estancados un tiempo más», alerta el informe. «Incluso en un futuro auspicios, nos tomará al menos una década para volver a los máximos anteriores», advierte el estudio.

Fuente: elintransigente.com/

Artículos Relacionados

ULTIMAS NOTICIAS